Primer día de trabajo~ (libre)

Ir abajo

Primer día de trabajo~ (libre)

Mensaje por °Hirari° el Dom Mayo 06, 2012 1:21 am

Mi primer día de trabajo” Pensaba el joven de cabellos oscuros mientras continuaba recostado en su cama, temiendo salir de ella. Sabía que no podía continuar por más tiempo recostado pues ya debía de estar preparándose para atender el lugar que le tocara. Se levanto de su cama con pereza y se miro en el espejo antes de dirigirse hasta el baño no sin antes tomar una toalla y la ropa que aquel día portaría. Se dio un baño rápido mas sin embargo las prendas de su vestuario las fue colocando lentamente y de forma cuidadosa, procurando estar impecable en su primer día de trabajo.

Recibió indicaciones sobre los lugares en los que principalmente se le necesitaba y el eligió donde quería ‘servir’ aquel día. Fue directamente hacia el restaurante ya que si bien ya había trabajado en un bar igual sabia la clase de gente que se encontraría allí y sobre todo tenía en cuenta el riesgo que corría de pararse por aquel lugar por lo que se sintió más seguro yendo mejor al restaurante, iba caminando tranquilamente por los pasillos y observando a algunos de sus compañeros que ya atendían a los pocos clientes que hasta el momento había. Llego al restaurante observando cómo debido a la hora apenas si había algunas personas allí lo cual aprovecho para acomodar algunas mesas que estaban desarregladas, noto los pequeños floreros al centro de las mesas y debido a la decoración de la enorme habitación opto por ir y pedir un par de rosas rojas para ponerlas en los floreros.

Esperó pacientemente a que le facilitaran aquellas bellas flores y una vez que les obtuvo fue acomodándolas de manera decorativa, sin poder evitar el sonreír por la notable diferencia que tan solo cosas tan pequeñas como esas flores podían hacer en una enorme habitación llena de tanta elegancia. No esperaba que muchos de los clientes notaran lo bello que podía parecer un lugar con pequeñeces como esa pero a él le bastaba con saber la pequeña y notable diferencia para el que hacían aquellas hermosas flores.

Se deleitaba un poco con el olor y la tenue fragancia que despedían las rosas hasta que su labor llego a su fin y la exquisita fantasía en la que había entrado culminaba junto con su labor. Acomodo un par de asientos más, algunas copas y cubiertos y espero pacientemente a que la gente fuera llegando y las órdenes fueran aumentando. Fue a posicionarse detrás de la barra desde donde se proporcionaban las órdenes y se quedo atento a cualquier llamado que pudieran hacerle.

Observaba como muchos de sus compañeros ya llegaban acompañados y tal vez hasta sentía admiración por aquellos que tenían un rango mayor al de él aunque también sentía algo de pena. Despejo varios de sus pensamientos con el solo movimiento de su cabeza que se giraba algunos grados de un lado a otro. Soltó un pequeño suspiro y al finalizar de este escucho que uno de sus compañeros le llamaba para atender el pedido de una de las mesas, asintió con la cabeza dando a entender que el se encargaba y salió de la barra para encaminarse hasta aquella mesa aunque lo hacía con tal prisa y a la vez con tanta distracción que ni siquiera noto que alguien se aproximaba de frente a él. Su distracción provoco que chocara contra aquella persona quien al parecer era más fuerte que el por qué no sintió más que el golpe que su cuerpo dio contra el ajeno y el retroceso que sus pies daban al haber… ‘rebotado’.

Al momento de dar aquellos pasos hacia atrás; al no tenerles bien controlados el talón de su pie derecho se atoro con la punta del izquierdo provocando que el de cabello azabache callera de espaldas contra el suelo. Habría podido detener un poco los tremendos golpes que se dio de haber llevado sus manos tras de sí, sin embargo estas como un acto de mero instinto se habían ido a su falda para mantenerla en su lugar y que la misma no se levantara. Si, razón por la cual el golpe en su espalda y la parte trasera de su cabeza fue bastante fuerte llevándole a soltar un pequeño quejido de dolor y a que su espalda se enarcara tras recibir semejante golpe.

Sin permitirse recuperarse de aquellos golpes intento incorporarse, solo pudiendo quedarse sentado sobre el suelo llevando una de sus manos a la parte baja de su espalda y la otra a la parte trasera de su cabeza para sobar aquellas zonas. –Lo…siento…- Dijo disculpándose, sintiendo como su rostro se iba encendiendo de poco a poco a pesar del dolor y es que realmente aquello había sido toda una torpeza de su parte.
avatar
°Hirari°
Latón


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo~ (libre)

Mensaje por Eros el Miér Mayo 09, 2012 6:59 pm

Los días que pasaba en aquella casa llena de lujos y gente que le servía pero sobre todo gente que le fastidiaba, pasaban lentos y de una manera pesada que recaía continuamente sobre sus hombros y era justamente por eso que sus visitas al moulin rouge eran mas continuas y prolongadas.
Había ocasiones en las que estaba ahí un poco antes de que el afamado cabaret abriera, eso no le molestaba en absoluto por el contrario así, podía vagar como era su gusto por el lugar sin la necesidad de andar entre clientes borrachos y gente de poca categoría que creía que por el simple hecho de traer un traje ya podía pomponearse como alguien de sociedad; pero en esta ocasión una fiesta de política se había metido justo en medio de su rutina y no solo había sido obligado a ir si no que había tenido que hacer lo que mas le fastidiaba; tratar a aquel gobernador como si realmente le agradara.
Ese, era prácticamente el motivo por el cual estaba de mal humor y como desahogo, el ir al cabaret representaría descargar sus humos con quien menos lo merecía pero era su naturaleza y siempre que pudiese pagarlo no tendría por que haber problema. Su atuendo era bastante elegante, negro por supuesto, un traje de alta costura y elegancia francesa que si era sincero le daba asco llevar. Fue por ello que minutos antes de entrar al cabaret, se deshizo de la blanca camisa que llevaba bajo el traje, la corbata, el chaleco, tintos ambos, para quedarse únicamente con el saco negro que dejaba expuesto parte de su torso y la larga cruz que llevaba al cuello, sus pantalones lisos del mismo color y con solo los primeros tres botones de abajo hacia arriba de su saco salió del coche que le había llevado al sitio.
Al entrar a ese cabaret carmesí justo al punto de las ocho de la noche era más que obvio que estaría completamente atiborrado de gente. Suspiro fastidiado por tan pésimo día que al parecer ahí continuaría, pero sin nada mejor que hacer y sin ningún ánimo de regresar a aquella casa ajena termino por entrar.
Había pedido un vodka en el bar y después de salir de ahí con su vaso lleno de alcohol evitando el chocar con alguno que otro empresario fachoso sus pasos le llevaron al restaurante del sitio. No había ido ahí muchas veces ya que era poco probable que se encontrara con la diversión que obviamente iba a buscar aunque también dudaba que quisiera acostarse con alguien esa noche o quien sabe quizá esa era la mejor opción para descargar su pésimo humor del momento. Pero ya estaba en el lugar perdiéndose entre el túbulo que había en el sitio y quizá fue por ello, por ir cuidando el no chocar con nadie o que alguien le empujara que descuido su paso al frente y de inmediato sintió el golpe que se había encargado de dar un paso atrás pero sobre todo, que se había encargado de hacer que poco mas de la mitad de su bebida se vertiera sobre su saco y la parte desnuda que llevaba de su torso.
Si, aquella había sido suficiente para hacerle explotar. Observo al causante de aquel accidente caer al suelo y obviamente sus disculpas tras este pero no dijo nada, se limito a negar con la cabeza mientras resoplaba molesto. —Niño idiota… — Dijo con fastidio viendo al menor, sin prestarle atención al sonrojo causado por su torpeza y luego dirigió su vista a donde se concentraba la humedad de su prenda. Las gotas del vodka resbalaban por su piel y las risas del alrededor de donde estaba, a pesar de que obviamente no fueran dirigidas a él, le hacían encolerizarse aun más. –Es que acaso ¿No sabes fijarte por donde vas? – Barboteo molesto y llevo la mano que mantenía libre a su frente para echar el cabello que recaía en su frente hacia atrás mientras repasaba en su cabeza lo ocurrido y pensaba en alguna solución la cual no fue otra que tirar lo que restaba del vodka justo aun lado de donde yacía el menor, conteniéndose de no echarle el licor en la cara usando todo lo que pudiera restarle de paciencia. — Arregla tu desastre…— Musito y arrojo “con cuidado” el vaso de su mano al que tenia enfrente para que cayera en la falda de su vestido sosteniéndose de ahí. — Era vodka, tráeme mas… — Ordeno y se sentó en una mesa vacía cercana a donde había ocurrido el accidente dedicándole al menor una mirada dura y haciendo cierta presión mental al llevar una de sus manos hacia la mesa para con el dedo índice dar continuos golpes sobre la mesa.
avatar
Eros
Cliente


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo~ (libre)

Mensaje por °Hirari° el Jue Mayo 10, 2012 6:48 am

El chico de cabellos oscuros yacía sentado sobre el suelo esperando la reacción de la persona con la que había chocado; la cual no se hizo esperar. Se estremeció tras escuchar sus primeras palaras y sintió esos fuertes deseos de que la tierra le tragara o se desvaneciera por arte de magia. Conforme escuchaba las risas de sus compañeros y algunos clientes, se apenaba y sonrojaba aun mas sin embargo trato de no darles importancia a estas ya que quien yacía frente a el parado parecía ser un cliente y uno que se oía bastante molesto.

Levanto la mirada temerosamente y tras escuchar su pregunta que seguramente solo tenía como objetivo recalcarle su torpeza, contesto en un tono bastante bajo y con la voz claramente temblorosa. -Y-yo… Lo lamento… yo… me di-distraje… de verdad, lo lamento.- Bajo de nuevo la vista al sentirse intimidado por la mirada ajena, aunque procuraba echar pequeños vistazos al rostro del otro y a algunas de sus acciones por lo que al ver como levantaba la mano en la que llevaba lo que restaba de su bebida, como un acto de reflejo encogió su cuerpo y cerró los ojos con bastante fuerza creyendo que tiraría el resto de la bebida sobre su cuerpo, esperando así el frio de aquel liquido cayendo sobre él.

Sin embargo el sonido de él alcohol al chocar contra el alfombrado suelo le hizo abrir los ojos entre un gesto de sorpresa. Justo a tiempo levanto de nueva cuenta la mirada; para ver como el vaso en el que el cliente había llevado su bebida era lanzado hacia su propio regazo. Con algo de torpeza tomo el vaso entre una de sus manos y sin decir una sola palabra simplemente asintió con la cabeza a su orden, se levanto rápidamente pero teniendo cuidado de no tener más “accidentes” y con la misma rapidez con la que se levanto llevo su mano libre a sacudir sus ropas mientras miraba un tanto avergonzado al cliente, también sintiendo un poco de miedo al notar aquella dureza en la mirada de aquel hombre la cual le hizo temblar de manera disimulada.

Hizo una notable reverencia antes de darse la vuelta y se encamino hacia la pequeña puerta de la barra desde la cual se proporcionaban los pedidos, pasando a la parte trasera de esta y yendo a la cocina donde las cosas eran preparadas. Allí se encontró a dos chicos que se dedicaban a lo que era parte de la limpieza de aquella área y pensando en que si los jefes veían la terrible mancha del vodka sobre la alfombra seguramente se molestarían. Saco una botella de vodka de una de las vitrinas y mientras servía rápidamente el trago para el cliente pidió de favor a esos dos jóvenes que fueran a asear la alfombra ya que él debía ocuparse principalmente de lo que deseara el cliente. Tomo una blanca y limpia servilleta, la cual doblo y puso sobre una pequeña charola junto con el vodka servido en el vaso y salió con aquella charola en una de sus manos encaminado hacia la mesa donde el cliente le esperaba.

Procuro ir con cuidado si, pero con bastante rapidez y una vez llego a aquella mesa tomo el vaso con el vodka dejándole frente al cliente. Dudo su siguiente movimiento ya que a pesar de que a muchos clientes les gustaba tocar, había algunos a los que no les gustaba ser tocados sin su permiso, por lo que solo tomo la servilleta y agito su mano para extenderla; levanto un poco la misma sin embargo solo le dejo en el aire y medio temblorosa mientras preguntaba – ¿M-me... permite?- Dejo su mano al alcance de el otro por si prefería limpiarse el mismo, ya que así no le costaría trabajo tomar la servilleta.
avatar
°Hirari°
Latón


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo~ (libre)

Mensaje por Eros el Jue Mayo 10, 2012 5:39 pm

Resoplo molesto tras ver como aquella delgada figura del menor se alejaba y como si eso bajara su mal humor aunque fuese un poco con las yemas de la mano que mantenía sobre la mesa comenzó a dar un pequeño tamborileo sobre la fina madera con que estaba hecho ese mueble. Quizá muy en el fondo sabía que simplemente había sido un accidente que en otra ocasión pudo haber dejado pasar; pero, no, definitivamente sus humos estaban por los aires y ese humor de perros no se le bajaría en toda la noche.
Se volvía muy impaciente estando enfadado y aunque sabía que hacia apenas unos minutos que aquel empleado se había marchado en busca de su nueva bebida comenzaba a desesperarse al grado no encontrar su lugar. Alejaba la mano de la mesa, la volvía a colocar en ella, se estiraba, cruzaba las piernas las estiraba; pequeños gestos propios que tenia al estar impaciente y además de eso se mordisqueaba constantemente el labio inferior.
Tras un par de minutos mas el pequeño regreso con lo indicado y su vergüenza, era claramente reflejada en su rostro. Para su fortuna quizá, se había topado con un empleado de esos con personalidad débil y que dada su naturaleza optaban por ser, digamos tímidos a su manera cosa que para él era algo… fastidiosa.
No obstante e ignorando cualquier palabra proveniente de los labios del menor, llevo una mano a tomar el vaso con aquel amargo lico al cual dio un prolongado trago. El vaso volvió a la mesa, su garganta carraspeo un poco al sentir el ardor del vodka correr por ella y su lengua se asomo a relamer sus labios rápidamente. De un soslayo miro la mano extendida del menor, tendiendo aquella servilleta. Una sonrisa transversal se instalo en sus labios y si algo era obvio era que su naturaleza envilecida sobre salía muy a pesar del humor en el que en esos momentos estaba.
Fue por ello que en ese momento llevo una de sus manos a la muñeca ajena, aquella dueña de la mano que tendía la servilleta. Afianzo con fuerza esta siendo un agarre indoloro y jalo solamente un poco para acercar al menor hacia si. – Puedes… – Dijo con esa sonrisa que se ampliaba ante el cercano contacto y con la mano que mantenía libre tomo la servilleta para dejarla caer sobre la mesa. – Si estas dispuesto a usar tu lengua, claro – Una leve risita escapo de sus labios y con aquella mano que anteriormente había tomado la servilleta abrió los tres botones que mantenían afianzado los pliegues de su saco dejando ahora esa parte de su abdomen completamente expuesta ante los ojos ajenos. Sentía esa zona erizarse dado la humedad que aun podía sentirse en esa parte de su pálida piel.
Con diversión, observo la expresión del menor por su reciente orden y como con el simple hecho de ver su anterior reacción tras el reciente ocurrido; soltó su muñeca para poder dar uso a todo su brazo para rodear la cintura ajena. Basto con un pequeño empuje-jalón para que el cuerpo del menor se acercara un poco más y dio un provechoso movimiento mas colocando su propia pierna entre las de él llevándole a casi sentarle sobre su rodilla. – Adelante…– Dijo presionando el esbelto cuerpo del pequeño contra si, al mismo tiempo que sus ojos hacían una seña rápida, apuntando hacia su mojado pecho y parte de su abdomen. – Esto también es parte del desastre que tenias que limpiar… – Nuevamente esa risa salió de entre sus labios llevando con ella un pequeño tono de diversión y quizá malicia, pero no conforme con ello, con esa mano que aun tenia afortunadamente libre tomo una vez mas el vaso dueño del vodka y con un leve acercamiento a los labios, sin llegar a tocarles solo simulando el beber del vaso dejo que apropósito callera aun mas licor sobre su torso expuesto.
avatar
Eros
Cliente


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo~ (libre)

Mensaje por °Hirari° el Miér Mayo 16, 2012 7:10 am

Abrió los ojos tanto como le fue posible en medio de un claro gesto de sorpresa pues la mano del cliente ahora sostenía su muñeca con considerable fuerza. Dio un par de pasos en dirección al cliente tras sentir ese jalón a su mano y fijo su perpleja mirada en el rostro de aquel imponente hombre. Observo con desconcierto cómo a pesar de tener el permiso para limpiar su anterior desastre; la servilleta era retirada de su mano por la ajena y era depositada sobre la mesa.

El carmesí que coloreaba sus mejillas estaba a toda su intensidad y ese calor en su rostro no solo se sentía sobre sus mejillas si no que también en el resto de su cuerpo. Esta vez evito fijar la mirada en la del cliente y sin poder evitarlo llevo sus ojos directamente a recorrer con ellos la piel de su torso aunque claramente hiciera lo que hiciera esa sensación de vergüenza solo se intensificaba. Mordió su labio inferior con ciertos nervios ya que sabía lo que tenía que hacer pero no estaba muy seguro de querer hacerlo o de saber hacer algo tan sencillo como eso pero que desde su posición se veía algo difícil.

Cuando su mano fue soltada y tras sentir que su cintura era rodeada por el brazo ajeno, como puro instinto trato de llevar ambas manos contra su pecho, tratando de refugiarse de aquel que ahora empezaba a representar una amenaza para su castidad sin embargo al sentir el tenue empuje de el brazo ajeno a su cuerpo; se vio en la necesidad de estirar sus manos y recargarlas sobre los hombros del cliente ya que había temido el que al no tener muy buen sentido del equilibrio, pudiera llegar a caerse sobre aquel hombre y hacerle enfadar aun mas.

Termino prácticamente sentado sobre la rodilla del otro, procurando apoyarse sobre sus pies para no dejar caer de lleno todo su peso sobre la extremidad ajena. Alzo una de sus manos dejándola en el aire, dudosa y como si fuera su única manera de expresar los nervios que sentía. Finalmente dejo aquella mano recargada contra su propio pecho y dejo que la otra se quedara sirviéndole de apoyo sobre uno de los hombros del cliente. Justo empezaba a acercar su rostro de manera dubitativa al torso del otro cuando vio que el liquido del vaso que ahora yacía cerca de sus labios; caía como una pequeña cascada nuevamente hasta su pecho y parte del abdomen, humedeciendo mas su blanquecina piel.

Por un momento pensó que aquello no era tan malo, igual cualquiera le habría hecho limpiar su desastre, a su manera claro pero tal vez y el cliente solo querría aquello y más tarde podría seguirse escondiendo de los demás. En el fondo quería creer que así era y que no había molestado a aquel hombre de tal modo que quisiera cobrárselo de otra manera. Igual, fuera la situación que fuera temía que la vergüenza, los nervios y su inexperiencia terminaran llevando al cliente a tomar otras medidas que el medio podía imaginarse. El mismo se saco de su ensimismamiento al girar apenas unos grados y de manera poco notable su cabeza de un lado a otro para luego apresurarse a terminar por acercar su rostro al pecho ajeno.

Asomo apenas un poco su lengua de entre sus labios y termino por desaparecer la distancia que restaba entre sus labios y la piel del pecho del cliente. Comenzó a dar tímidas lamidas a su pecho anqué bastante rápidas procurando que su lengua no estuviera por demasiado tiempo en contacto con la piel ajena. Evito cuanto pudo el tener demasiado contacto con aquellas sensibles zonas en su pecho que representaban sus pezones y procuro solo “acariciar con su lengua” lo suficiente como para que ya no quedara rastro del licor en esas regiones. Se concentraba en recoger cada astro de licor que anteriormente había humedecido la piel del cliente y podía degustar en su lengua el sabor de vodka que era claramente diferente al estar mesclado con el propio sabor de la piel del mayor. Ya que al limpiar la parte de su vientre en especial cerca de su ombligo; tenía que agacharse un poco más, como un simple acto de reflejo estiro la mano que había mantenido contra su pecho y el recargo sobre la otra pierna del cliente. Consiguiendo así apoyarse y limpiar con algo más de seguridad la piel alrededor de su ombligo, incluso llegando a meter su lengua en aquel pequeño hueco. Se apresuro a terminar su tarea rápidamente intentando parecer más eficiente de lo que anteriormente había mostrado ser y con tanta velocidad como pudo se enderezo, aun evitando la intimidante mirada del mayor y manteniendo la propia agachada.

Discretamente y sin poder evitarlo se relamió los labios para luego de ello preguntar algo titubeante. – A-así esta... bien?... – Retiro sus manos de aquellos lugares donde les había dejado recargadas y opto por dejarlas recargadas sobre su propio abdomen mientras esperaba cualquier otra indicación.
avatar
°Hirari°
Latón


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo~ (libre)

Mensaje por Eros el Miér Mayo 16, 2012 7:10 pm

Ahora una sonrisa mas amplia se insertaba en sus labios y no era para menos después de ver como el menor accedía tan fácil a lo ordenado. Muy independiente de si era un cliente o no, por su cabeza había cruzado que él se negaría o pondría alguna excusa idiota y tendría que obligarlo cosa que hubiera hecho sin chistar sobre todo por mal humor que aun le embargaba pero que, comenzaba a disminuir dadas las gratas acciones del otro.
Dejo de lado el vaso con el licor no sin antes darle por terminado al vodka con un rápido trago. Ahora su vista y total atención se concentraban en la lengua ajena que invadía su piel y remplazaba el esa frialdad que había dejado el licor por una sensación mas tibia gracias a la saliva del menor, que aunque este se encontraba haciendo lo que le había ordenado no dejaba de notar esa huella de timidez, pudor en cada rápida lamida. De igual manera era un tacto grato y eso le llevo a que su propia lengua saliera de entre sus labios para dar una rápida lamida a su labio inferior.
Gracias a la posición que tenía el cuerpo del más pequeño sobre el suyo, una idea maliciosa se cruzo por su cabeza y esta se llevo sus humos en la mayor parte. No gustaba de estar de mal humor eso afectaba su estado de animo después y era mas fastidioso el pensar luego con quien se había desquitado que recordar porque había caído en ese estado; así que dejo de pensar en ello y recordó el porque de su visita al Moulin. Divertirse. Aplico rápidamente esa idea maliciosa, justo en el momento en el que el cuerpo ajeno opto nuevamente una posición derecha, su pierna se movió entre las de pequeño teniendo por consecuencia que su rodilla se frotara un poco entre sus piernas y por ende; hubiera un ligero frote en la entrepierna del chico.
Obviamente y aunque la reacción por esa acción propia haya sido la esperada no se conformaría con ello, había encontrado mas que divertido el tentar el pudor del contrario poniéndole en situaciones o realizando acciones como la anterior para ver con diversión su timidez y ese cohibimiento suyo reflejado en sus acciones; fue por ello mismo que sin contestar la interrogante anterior tomo una de sus manos entre una propia y llevo la otra a la curva de su cuerpo que representaba su cintura lugar que apretó con los dedos, sin llegar a lastimar, solo formando un pequeño agarre con ayuda de sus dos manos para así a loa vez que levantaba la rodilla jalar el esbelto cuerpo del menor hacia si llevando a que esta vez su sitio fuera estar sentado directamente sobre el muslo de su propia pierna. – Bien hecho… – Fue lo único que dijo tras acomodarle, esta vez con una voz un tanto mas calmada pero sin dejar de sonar autoritario. – Veamos que mas sabes hacer – Pensó un momento, en las opciones y lo que tenía a la mano para darle una nueva labor al menor.
Una, dos, tres… Tenia cuatro cosas pensadas para él, todas igual de divertidas dentro de su criterio pero, dos podía aplicarlas en ese momento y para el otro par, tendría que moverse de sitio cosa que por ahora, no estaba en sus planes fuer por eso que la opción dos fue la que decidió aplicar. Había prestado atención al corto traje que llevaba el menor, esa corta yukata que dejaba entre ver sus blancos y firmes muslos, además de claro la tentadora piel que se asomaba. Corto cualquier contacto de sus manos, retiro primero la de la cintura ajena y luego soltó su mano. Ahora les daría una nueva labor; la primera fue directamente al muslo que quedaba fuera de entre sus piernas y al igual que en su cintura, formo un pequeño apretón con los dedos, indoloro pero firme; su otra mano busco la pierna suya que se acomodaba entre las propias y esta la tomo por la parte trasera de su rodilla, afianzo bien ese lugar y levanto lentamente su pierna para llevarle fuera de entre las propias, logrando así que ambas quedaran a los lados de sus piernas.
Sin tardarse mas, sus manos empezaron a subir, precisamente hasta estar bajo su falda y solo hasta sentir en las yemas de los dedos medios de ambas el pequeño borde de la prenda interior que llevaba se detuvieron. – Supongo que sabrás bailar… – Dijo más como una afirmación propia que como una interrogante para el menor y sus manos rodearon las curvaturas de sus muslos para ir bajo estos, ascendieron unos centímetros más y repentinamente se afianzaron a los glúteos del pequeño. Su sonrisa no se pudo haber ensanchado más y mediante ese agarre se levanto de su sitio para poder llevarle a él directamente a la mesa que tenia delante.
Sin retirar aun sus manos de aquel suave lugar, dejo que el trasero del menor cayera por completo en sus manos, sintiendo el peso que este tenia pero necesitaba aquello para darle un provechoso uso a sus dedos mediante movimientos de arriba abajo con cierta presión, jalaron poco a poco su ropa interior justo hasta poder enganchar el elástico superior de ella para mediante este y al mismo tiempo que sus manos empezaban a descender para alejarse, su ropa empezase a bajar. Entre sus dedos llevaba aquella delgada y tibia prenda y le hacia bajar por sus muslos, la mitad, sus rodillas y finalmente le soltó para que el peso de esa le hiciera terminar por caer desde toda la longitud de su pantorrilla hasta engancharse en sus tobillos. Sin perder vista del rostro ajeno, basto con que se agachara un momento para desatorar los pies del menor de su prenda y esta terminara por salir de sus piernas. Volvió a sentarse, llevándose esa prenda interior como un trofeo de su reciente “travesura”, por decirle de algún modo y con la vista fija en el menor paso aquella tela por todo su pecho y abdomen, limpiando, o mejor dicho llenándole de esa calidez que había en el interior de las piernas del chico y que se había impregnado en la prenda. –Baila para mí – Ordeno y descendió aquella prenda directamente hacia su propia entrepierna.
El pudor era algo que él no conocía y era por ello que no objetaba en ser descarado tanto al hablar, ordenar o actuar y era por ello que su mano manipulaba la prenda ajena sobre su entrepierna con descaro, frotándole por sobre sus propias ropas y aunque quizá eso solo significara el tentar su propio cuerpo, sabía que para el menor que tenia una personalidad tan diferente a la propia representaría un acto vergonzoso y hasta pervertido, pero había dado una orden y sin importar lo que él hacia esperaba a que fuera cumplida.
avatar
Eros
Cliente


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo~ (libre)

Mensaje por °Hirari° el Vie Mayo 18, 2012 9:13 am

Sin poder evitarlo en cuanto sintió el agarre de la mano ajena sobre la propia llevo su mirada directamente al mismo, lo cual le causo una breve distracción; misma que le estorbo para reaccionar al siguiente movimiento del cliente. De no haber sido por el hecho de que su mano libre la había levantado para recargarla sobre el pecho del mayor; seguramente su rostro habría ido a dar contra el mismo ya que si bien el jalón por parte del cliente no fue muy fuerte, el no se encontraba completamente concentrado en las acciones de aquel hombre.

En cuanto recupero su “equilibrio” retiro su mano de donde le había dejado recargada y la regreso a colocar sobre su propio abdomen, agachando la mirada ante la espera de cualquier otra petición aunque dando pequeños vistazos al rostro del cliente por si sus gestos le decían algo. De manera súbita las manos del mayor se retiraron de su cuerpo, por lo que levanto la mirada esperando alguna otra orden sin embargo, conforme a los movimientos de las manos ajenas tuvo que acomodar sus piernas a los costados de las caderas del mayor, sintiendo la necesidad de sostenerse de algo; razón por la cual levanto sus manos y las dejo apoyadas un poco mas debajo de los hombros del mas grande.

Se estremeció de manera notable cuando aquellas manos empezaron a recorrer sus muslos y pequeños suspiros: apenas notables, se empezaron a escapar de entre sus labios. Tras escuchar su “suposición” no pudo evitar ese pequeño impulso de levantar el rostro y observar sorprendido al menos los labios del cliente mientras que para sí mismo decía susurrante.- Ba-bailar?...- Un repentino gemido salió de sus labios al sentir aquellas manos apretando sus glúteos y estuvo a punto de abrazarse al otro y esconder su rostro en aquel cuello que ahora parecía un cálido refugio sin embargo supo controlarse y basto con apretar suavemente entre sus manos los brazos del mayor.

Mordisqueaba su labio inferior con insistencia, sintiendo que no podía con tanta pena, se encontraba tan avergonzado que aquel sonrojo en su rostro era más que notorio e incluso debido a la alta temperatura en su rostro sus ojos se habían llenado de un par de lagrimas que conseguía disipar con el continuo pestañeo de sus parpados. Gracias a que el agarre de las manos ajenas en su trasero había hecho algo fácil el traslado de las piernas del cliente a la mesa, pronto ya se encontraba sentado sobre la misma aunque aun podía sentir esas manos aferradas a sus glúteos.

El cosquilleo que le provocaban sus dedos al moverse “traviesamente” debajo de su falda para tirar de sus interiores, le llevo a removerse un poco y lentamente empezó a notar como su ropa interior empezaba a descender por sus piernas y aquella presión en sus glúteos empezaba a desvanecerse. Tras bajar de nueva cuenta la mirada pudo ver todo el “proceso” que había ocurrido al ser despojado de sus interiores y después de aquello se quedo sentado sobre aquella mesa, retirando las manos de los hombros ajenos y yéndolas a recargar sobre la orilla de la mesa mientras que levantaba solo un poco el rostro para mirar al cliente, poniendo entera atención a las acciones que llevaba a cabo con aquella prenda en su mano.

No recordaba que en alguna otra ocasión alguien le hubiera hecho sentirse asi, tan avergonzado sin embargo eso de momento era lo menos importante, pues quien ahora se acariciaba de forma descarada frente a su mirada, ya había hablado y esperaba que la orden que había proferido fuera acatada.

Se quedo unos instantes pensativo, sintiendo el nerviosismo obstaculizar un poco su respiración e incluso provocaba que sus manos se sintieran aun mas temblorosas y torpes de lo normal. Paso saliva pesadamente pensando que nunca había bailado para nadie y ¿Qué si sabía hacerlo?¿Bailar de la forma en la que lo hacían en los cabarets? La respuesta era sencilla y más que obvia. Por supuesto que no sabía, pero en su cabeza muchas imágenes se reproducían como si su mente fuera el rollo de una película. Claro que había visto mujeres bailar y demás aunque nunca lo hubiese puesto en práctica. En principio había pensado el negarse a aquella orden, mas por “ignorancia” que por desear no cumplirla pero había llegado a la conclusión que si en ese momento el cliente no sonaba ya tan enfadado, posiblemente una negativa podría regresarlo a su anterior estado o tal vez a uno peor. Finalmente y tras llegar a una decisión, soltó un profundo suspiro y se levanto de la mesa, sintiendo al instante ese deseo de salir corriendo, pero reprimiéndole a toda costa.

Cerro por unos instantes sus ojos visualizando el baile más sencillo que recordaba y poniendo atención a la melodía que ambientaba el restaurante, sí; más calmada que las que ambientaban el cabaret y el bar pero con ese toque que los clientes llamaban… sensualidad. Teniendo de su lado aquella melodía tranquila que resonaba en el lugar empezó a mover sus caderas de un lado a otro; entre algunos movimientos torpes pero lentos, lo cual hacia que la torpeza y el nerviosismo no fueran tan notables. Mientras iba marcando un poco más el movimiento del ir y venir de sus caderas llevo sus manos al borde de su falda, corriendo sus manos por el largo de la falda partiendo desde el borde hasta llegar a sus caderas, provocando que la falda se levantara apenas un poco; subió y bajo un par de veces más por el largo de la misma, sintiendo sus temblorosas manos titubear con cada movimiento que hacía.

Sus ojos se mantenían cerrados, tratando de imitar lo que veía en su mente aunque se sentía algo extraño y tonto. Una vez que sus manos fueron por última vez hasta sus caderas continuo el recorrido de sus manos por los costados de su torso, hasta llevarlas por arriba de su cabeza, jugando con sus dedos y el movimiento circular de sus muñecas mientras que levantaba ligeramente una de sus piernas para conseguir que el interior de sus muslos se frotaran entre sí. Lentamente dejo nuevamente su pie sobre el suelo y empezó a dar pequeños pasos para girarse un poco y así poder dar una vista de perfil al mayor. Bajo sus manos a la altura de su pecho y les dejo en el aire como si se estuviesen apoyándose en algo para luego de ello hacer marcados y rápidos movimientos de sus caderas de un lado a otro, que eran algo bruscos debido a que aun le dominaba el nerviosismo.

Se giro unos grados más hasta conseguir estar de espaldas al cliente y dejo caer sus brazos a sus costados, para hacer sutiles movimientos circulares con sus hombros que de acuerdo al ritmo de la… melodía… cambiaba a de arriba abajo; los cuales eran un poco más rápidos y notables. Finalmente con movimientos sutiles de sus muñecas y manos llevo estas a colocarlas justo a la altura de su cara y bien juntas usando sus antebrazos para cubrir su apenado rostro y empezó a menear nuevamente sus caderas aunque dicho movimiento estaba más concentrado en su trasero. Procuraba marcar el ir y venir de sus caderas sin embargo esos movimientos los hacía con lentitud e incluso se atrevía a flexionar un poco sus piernas para agacharse tan solo un poco entre los cadenciosos movimientos de sus caderas.
avatar
°Hirari°
Latón


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo~ (libre)

Mensaje por Eros el Vie Mayo 18, 2012 9:30 pm

Quizá solo tras reflexionar la orden que había dado, se dio cuenta de que aunque la ambientación de ese sitio era bastante, digamos, erótica en cuestión de la música que había, el lugar no ayudaba para su cometido. A él no le importaba en donde estuviera siempre y cuando no dejara de divertirse, si, ahora podía pensar en divertirse ya su humor pasaba a ser normal, quizá no normal pero si mas relajado y agradecía eso quizá a la compañía del menor.
Al ver sus titubeantes movimientos se pregunto varias cosas, como por ejemplo que hacía una persona tan pudorosa en ese sitio en donde gente parecida, igual no claro, él sabia y tenia ciertos estándares podía ser descarado y atrevido si pero jamás como esos sujetos que solo van para ver y tocar piel, le gustaba de cierta manera que hubiera por lo menos un gramo de juguetona sensualidad antes de sus actos era por ello que había ordenado al pequeño que bailara ya que mas que pensar en si lo haría bien, sensual o atractivo, le atraía aun mas la idea en que su cohibido cuerpo se movería para satisfacer su mandato.
Observaba con cuidado y con total atención. La mano que movía la prenda del menor en su entrepierna se había quedado quieta y había optado por retirarle de aquel lugar; la dejo aun lado de donde estaba sentado y con las piernas abiertas a sus anchas, cruzo sus brazos sobre su propio pecho mientras que observaba cada contoneo y mecer de las estrechas caderas del pequeño. Sin que se diera cuenta, ya tenia una maliciosa sonrisa transversal sobre los labios y su ansiosa lengua se asomaba para relamer esta en repetidas ocasiones, podría decirse que entre cada marcado ir y venir de sus caderas. Si bien, era tentador y se mezclaba cierta dosis de inexperiencia con la sensualidad que su cuerpo por si solo pudiese producir pero había algo que le faltaba y era eso claro, experiencia. Sin embargo no tomaría eso con importancia estaba consiente de a quien le pedía aquello y realmente no esperaba un baile de primera siendo quizá la primera vez de aquella persona pero obviamente no se conformaría, claro que no.
Al ver como el cuerpo del menor bajaba, se levanto rápidamente de su lugar y se posiciono a una manera favorable para que su cuerpo quedara detrás del ajeno y así al momento que este tuviera que estirarse nuevamente aquella firmeza de sus glúteos se rosara aun por sobre la ropa, sobre su entrepierna. Sin abandonar ni por un instante su sonrisa paso ambos brazos por la delgada cintura del pequeño para abrazar su cuerpo contra el propio y de esa manera, lentamente volvió dando ligeros pasos hacia atrás a su silla. Volvió a tomar asiento y con la cintura del menor bien afianzada levanto su ligero cuerpo para llevarle a sentarse sobre sus propias piernas. –Es tu primera vez ¿Cierto? Haciendo esto…– Murmuro con diversión haciendo referencia al reciente baile y sus manos se fueron directamente a la desnudez de los firmes muslos del pequeño. – Soy Eros… – Decir su nombre era una mera formalidad en ciertas ocasiones pero esta, opto por decir primero su nombre para obtener el de su nuevo acompañante ya que tras lo reciente ocurrido se podría decir que… lo probaba para elegirle o no para atenderle de otra manera, pero ahora su decisión estaba clara.
Levanto un poco el rostro y aquello conllevo a que sus labios llegaran a la oreja ajena a la que dio un pequeño frote con los labios por todo su filo antes de culminar con una indolora mordida en su lóbulo. –Me pregunto si tendrás conocimientos de la mitología griega… y si es así, te advierto que me gusta hacerle honor a mi nombre…– Sus manos empezaron con una pequeña secuencia por sus muslos. Ascender y dar un apretón, y de esa manera lograron colarse bajo su pequeña falda. En aquel caliente lugar se quedaron quietas por un momento cerca del interior de sus muslos y a escasos centímetro de lo que representaba la entrepierna del menor, y en ese lugar tras un breve momento de tentar al chico, dio un ligero apretón mas. – Y, por mi no hay problema en demostrártelo en este lugar, de hecho por mi mejor pero si es tu primera vez también en eso, me pregunto si te gustaría que fuera en lugar tan publico como este… – Hablo aun sobre el oído del chico y con una sonrisa bajo los labios a uno de los recovecos de su cuello en donde dio un pequeño beso. –Así que, si no lo quieres así, llévame a un lugar donde me pueda seguir divirtiendo…– Ordeno en un murmullo y seguido de ello, dio una leve mordida al cuello del menor, sin llegar a lastimarle solo haciendo que una pequeña porción de su piel resbalase de entre sus propios dientes.
avatar
Eros
Cliente


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo~ (libre)

Mensaje por °Hirari° el Dom Mayo 20, 2012 9:22 pm

Se sorprendió un poco luego de sentir aquel roce de la entrepierna del mayor sobre sus glúteos y después de enderezarse y comenzar a bajar sus manos sintió las ajenas rodear su cintura y llevarle entre pequeños pasos en retroceso hasta el asiento del cliente. Debido a un suave jalón de aquellas fuertes manos termino sentado sobra las piernas del mayor, a merced de las caricias de sus manos. Luego de escuchar su primera pregunta ya que le costaba algo de trabajo reconocer su poca experiencia en ciertas cosas, solo contesto con un asentimiento de su cabeza, confirmando el que nunca había tenido que bailar para alguien.

Su cuerpo tembló de manera notable tan solo por sentir el lugar en el que sus manos se quedaban y se reprimió un poco de tomar las manos ajenas para retirarlas ya que si bien la situación le apenaba estaba bastante consciente de su posición y de lo que esta implicaba. –mmm… Yo… soy Hirari…- Susurro dubitativo después de escuchar el nombre del cliente. Lo repaso un par de veces en su mente como si temiese el olvidarlo y distraídamente soltó un pequeño suspiro como respuesta a aquella suave caricia que los labios ajenos dejaban sobre su oreja. Escucho atento las palabras del mayor, haciendo un poco de memoria tras su comentario acerca de su nombre y ciertamente sabía un poco acerca de la mitología griega pero nada para poder, presumir. Recordó bastante bien qué tipo de dios era el que había llevado aquel nombre y si; eso le causo mas nervios de los que de por sí ya tenía.

Miraba hacia todos lados tratando de recuperar un poco de su compostura pero sin dejar de poner atención a lo que era susurrado en su oído. Más de una vez algún suspiro se escapo de sus labios ya que ni si quiera se había concentrado en el intentar reprimirle. En esos momentos solo pensaba una cosa; En si quería que “su primera vez en eso”; como aquel cliente lo había dicho; fuera en público, con gente toqueteándose por doquier mientras los clientes se miraban unos a otros retándose para ver quién era el que conseguía llevar a más de un chico a gemir placenteramente extasiado o… En privado, en un lugar donde no porque no hubiera gente pudiese dejar ese pudor atrás.

Para como sonaba el cliente; tan decidido, estaba seguro de que no tenía ninguna otra opción aparte de las dos que le habían dado por lo que sin quererlo, se puso a pensar a donde podría llevarle. Se dijo a si mismo que su habitación era una gran idea pero el que lo fuera no la hacía del todo atractiva. Estuviera en el trabajo que estuviera siempre le parecería algo extraño por no decir demasiado fácil el llevarse a un extraño a lo que él llamaba, la intimidad de su habitación. De pronto se le ocurrió una idea, que le entusiasmaba mas por un simple hecho; el de que nuca había podido estar a sus “anchas” en el lugar que repentinamente se le habia ocurrido.

De pronto regreso a su realidad y antes de que aquellas caricias y demás siguieran “avanzando” se apresuro a tomar las manos del cliente alejándoles lentamente de su cuerpo para seguir por levantarse de sus piernas. –De…acuerdo… le llevare a… a otro lugar…-Dijo titubeante y aunque no era el momento de ser amable o algo por el estilo él siempre lo era por lo que le dedico una tenue sonrisa al cliente mientras esperaba a que le siguiera y se levantara de su lugar. –Si… es tan amable de… seguirme…- No menciono el lugar al que le llevaría simplemente camino lo más tranquilo que pudo procurando no ir muy adelante del cliente tal vez uno o dos pasos simplemente para indicar el camino.

Continua aqui...
avatar
°Hirari°
Latón


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo~ (libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.